Skip Navigation Linksproyecto-educativo-area-de-formacion

Área de Formación


En nuestros Centros Escolares el concepto de la convivencia y disciplina se trabaja de manera asertiva y pretende orientar el ejercicio de la libertad personal del alumno, de manera que pueda asumir responsablemente sus deberes y las consecuencias de sus decisiones. Más que un conjunto de reglas y prohibiciones, lo que se promueve es un ambiente propicio que sirva de estímulo permanente en la formación de los alumnos, de los profesores y de los padres de familia.

 


La convivencia se entiende como parte integrante del proceso educativo en el cual el estudiante es el protagonista de su mejora personal, pero que necesita de la orientación constante del profesor para el desarrollo de su personalidad.


Por ello el docente es, en APDE, un educador, es decir, que no solo debe atender el enriquecimiento de unos conocimientos, sino que debe de contribuir eficazmente a la formación de la personalidad del alumno.


En los Centros Escolares de APDE, instituciones complementarias del proceso educativo quen comienza en el hogar, se aspira a que se logre el desarrollo de la capacidad de criterio para valorar la realidad de las personas, situaciones y cosas, así como la capacidad de decisión y de coherencia en la conducta de quienes comparten la vida escolar.


 


Al poner en juego todo lo anterior, las actividades culturales y deportivas son manifestaciones del desarrollo de las potencialidades de los alumnos de acuerdo a sus intereses, los cuales buscamos potenciar.


Los padres, alumnos, profesores y personal administrativo, al incorporarse a APDE, aceptan libremente y se comprometen a mantener este modelo educativo, que contempla los valores de la cultura, la convivencia social y del espíritu, abierto al sentido trascendente de la existencia humana, la unidad de vida y la identidad cristiana de todas las actividades. 


Se fomenta e imparte a todos formación humana, espiritual y doctrinal sin imponer criterios en lo opinable, así como seminarios, aulas permanentes y conferencias a los padres de familia que les ayudan en la educación de sus hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.


A petición de APDE la atención espiritual se ha encomendado a sacerdotes de la Prelatura del Opus Dei, institución de la Iglesia Católica.


ASESORAMIENTO EDUCATIVO PERSONALIZADO

Para afrontar los retos del siglo XXI, se necesitan ciudadanos responsables y solidarios, capaces de implicarse en la consecución de una sociedad más justa y más humana. Para ello, es preciso promover una educación que oriente a los alumnos a tomar sus propias decisiones, a actuar con libertad personal, poniéndoles frente a sus responsabilidades.


Esta labor de orientación la asume en el colegio el Preceptor, quien ayuda a los padres y al propio alumno a diseñar el Proyecto Personal de Mejora.


El objetivo es ayudar a las familias en la educación de sus hijos. Es conveniente que los padres estén dispuestos a poner en práctica en la vida familiar unos criterios básicos coincidentes con los del colegio. La incoherencia entre los dos ámbitos naturales enla educación, familia y colegio, puede restar eficacia al esfuerzo educativo realizado para ayudarle a mejorar su preparación personal y fortalecer su voluntad.


 

La entrevista de preceptuación es el medio fundamental en la orientación personal del alumno y la familia. 


Los padres son quienes conocen a sus hijos. Por eso el preceptor escucha primero a los padres. El diálogo con los padres y el alumno tiene un enfoque positivo: ayudarles a reflexionar y conocerse mejor, para que se acepten como son y adopten decisiones firmes de mejora familiar o personal, y a mantener el esfuerzo por mejorar. 


El Proyecto Personal de Mejora es el plan que el alumno, en función de su edad, diseña para su mejora personal en todos los aspectos, con el asesoramiento del preceptor y los padres. Se facilita que los alumnos se marquen objetivos de mejora y esfuerzo de los valores académicos y valores personales.